Macro

El mundo de lo pequeñito es espectacular, lo que el ojo no ve la cámara sí…

Esos animales diminutos, esas flores, esos detalles que solo se pueden ver con ampliaciones (muchas veces fuera de lo normal) siempre llama la atención.